sábado, 31 de marzo de 2012

4.1.1. Principales Minerales de la República Mexicana


La Minería en México
México se considera un país rico en recursos minerales, de ahí que surgen las preguntas: ¿Qué estados de la República Mexicana cuenta con estos recursos? ¿Qué tipo de minerales produce la industria minera en México?
El subsuelo de México es rico en algunos minerales, antes de la llegada de los españoles, los antiguos mexicanos ya obtenían oro y plata en cantidades relativamente  limitadas. Las primeras minas que abrieron los españoles se localizaron en Jalisco en 1525 a cuatro años de la conquista del imperio azteca. En 1534 se inició la minería en Taxco.
Los yacimientos de Zacatecas datan de 1546, el de Parral en Chihuahua el año siguiente. En 1548 se descubrió plata en Guanajuato y hierro en el cerro del mercado de Durango. En 1552 se iniciaron las minas de Real del Monte en Hidalgo, y en 1554 las de Fresnillo, Zacatecas.
La rapidez con la que encontraron los españoles los principales yacimientos mineros del país, hace pensar que ya se tenían algunos datos sobre su localización antes de la llegada de los europeos. La producción de las minas mexicanas durante dos siglos y medio de 1570 a 1821 fue un factor importante en la producción mundial de plata.

Durante el Virreinato, la minería fue la actividad económica más destacada de la Nueva España.
Durante la Colonia hubo avances técnicos importantes en el beneficio de los minerales, especialmente la plata. A finales de la Colonia en 1792 se fundó el Real Seminario de Minería, iniciándose la investigación y preparación académica de ingenieros de minas en México. Desafortunadamente esas actividades se interrumpieron y prácticamente desaparecieron veinte años después al iniciarse la Independencia.
Después de este movimiento, durante  la primera mitad del siglo XIX, la minería decayó, algunas minas se abandonaron y se llenaron de agua. En la segunda mitad de ese siglo se reinició el crecimiento  de la producción minera y en 1910 la producción de plata llegó a 2400 toneladas y la de oro a 41 toneladas, cantidades comparables o un poco mayores que las producidas en años recientes, más tarde durante la revolución hubo un nuevo desplome de la producción minera y hasta 1923 se recuperaron los niveles de 1910.
Las minas más antiguas de México se encuentran en los estados de Zacatecas, Hidalgo y Guanajuato. (fuente INEGI).
La producción minera en México se concentra en cuatro grupos: metales preciosos, minerales siderúrgicos, minerales industriales no ferrosos y minerales metálicos.
La producción y exportación de plata en México ha sido tradicionalmente significativa a nivel mundial, en cambio la del oro no. La plata se encuentra en estado nativo, además de formar numerosos compuestos entre los que figuran cloruro (cerargirita), sulfuro (argentita), sulfoarseniuro (prousita) y sulfoantimoniuro (pirargirita). La plata acompaña a menudo el plomo en la galena. El uso comercial de la plata está siendo sustituida, como: en soldadura en nuevas aleaciones, en fotografía por nuevas emulsiones y en radiografía por registros computarizados, incluso su uso en acuñación de monedas se ha reducido.
Nuestro país, en la actualidad, ocupa el segundo lugar a nivel mundial en la producción de plata, bismuto y fluorita. (Fuente INEGI).
Los tres minerales no ferrosos de mayor volumen de producción en México son: el zinc, el plomo y el cobre. Además se producen minerales y concentrados de antimonio, bismuto, estaño, cadmio, mercurio, tungsteno y molibdeno. La producción mundial de  zinc ha ido aumentando.
El reciclaje en los países industrializados representa el 28 % de producción. Los principales usos del zinc son: galvanizado, fundición a presión, óxidos y polvos, latones y pilas. 
El vidrio, los metales y los plásticos que se derivan de minerales pueden reciclarse y, de esta manera, aprovecharse en forma racional. (Fuente INEGI).
El cobre se halla en la naturaleza en forma de óxidos, sulfuros y carbonatos. Tiene usos muy variados en la industria, pero predomina el uso en cables y tubería. El aluminio es otro metal muy importante y se produce en México a partir de óxidos importados (alúmina), hasta la fecha se obtiene a partir de la bauxita purificándola hasta alúmina. Los principales minerales que contienen aluminio son: bauxita, corindón, criolita natural, alunitas y silicatos. Los usos de dicho metal son variados, dentro de la industria mecánica, eléctrica y en la construcción. En aleaciones con magnesio se usa en estructuras de motores de automóviles y aviones. Como polvo se usa en pinturas, se usa en metalurgia como catalizador y en espuma de concreto.
La producción siderúrgica consiste básicamente de hierro primario y acero en lingotes, además de hierro, el manganeso se considera como mineral siderúrgico. Es digno de mencionarse que la tecnología mexicana más conocida en el extranjero es la que desarrolló la compañía Hojalata y lámina (Hylsa) de Monterrey, con respecto al llamado “hierro esponja” proceso de reducción directa de mineral de hierro. La industria del hierro es de gran importancia en México, en 1976 inició la primera etapa de la Siderúrgica Lázaro Cárdenas en Michoacán que actualmente produce más de un millón de toneladas de acero al año.
Los minerales no metálicos son importantes para la industria química. Entre ellos se incluye algunas de las materias primas más importantes de la química, como la sal común y el azufre. México es un importante productor de ambos minerales y los yacimientos se encuentran en Guerreo Negro, Baja California. También se produce en el país: yeso, fosforita, grafito, barita, dolomita, fluorita, caolín, sílice, feldespato  y celestita.
La mayor parte del azufre de minería se obtiene por el método de Frasch, con agua sobre calentada de las rocas donde se encuentra en los yacimientos del Itsmo de Tehuantepec. Los principales yacimientos de azufre se encuentran en Jaltipan y en Minatitlán en Veracruz.
México produce más del 10% de la fluorita que se produce en el mundo, la fluorita se usa para fabricar ácido fluorhídrico, como fundente y en la cerámica.
La barita o espato es sulfato de bario natural, el uso más importante es en lodos de perforación petrolera.
El grafito se produce en Sonora y Oaxaca, los principales usos son: lápices, lubricantes, cementos al grafito, escobillas de motores, ánodos para hornos, refractarios, antioxidantes, entre otros principales minerales no metálicos se encuentran la fosforita, la celestita y la bentonita.
En México se explotan unos 30 minerales, casi todos de producción reciente.


Referencias bibliográficas:
Montaño A. Eduardo. (1995). Industrias y tecnologías químicas, en cuadernos de Posgrado. Facultad de Química. UNAM, México.
Chamizo, J.A. y Garritz, A. (1991). Química terrestre, en Colección la Ciencia desde México /97. SEP- FCE, México.
Minería. Cuéntame. Territorio, población y economía. INEGI. (2006) [fecha de consulta 31 de enero 2010].
http://cuentame.inegi.gob.mx/economia/secundario/mineria/default.aspx?tema=E
Para  mayores datos actuales consultar:
La minería en México (2007) Serie de estadísticas sectoriales. INEGI.
http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/sociodemografico/Mineria/2007/mine-2007.pdf

Cuestionario:
De acuerdo a la lectura contesta las siguientes preguntas:
  1. Elabora una línea de tiempo sobre la historia de la minería en México.
  2. ¿Cuáles son los tres minerales no ferrosos de mayor volumen de producción en México?
  3. Escribe el nombre e investiga la fórmula de dos minerales no metálicos cuyo productor importante es México.
  4. Escribe el nombre de cinco minerales que conozcas.
  5. ¿Cuál es la importancia para la industria química los minerales no metálicos?
  6. Explica brevemente en qué consiste la industria siderúrgica y sus aplicaciones.

1 comentario: